La aerotermia es la novedad del mercado energético, contribuye al medio ambiente, genera una energía más limpia y a su vez reduce el gasto de tu casa, gracias a la aerotermia, ahorraras en luz, agua y si quieres saber más sobre este tema, continúa leyendo.

¿En qué consiste el sistema de aerotermia?

La aerotermia funciona gracias a una bomba de calor que absorbe la energía que contiene el aire exterior y, a través de un módulo hidráulico y un gas refrigerante, la convierte y cede al circuito de calefacción. De esta forma, se climatiza la casa y hace que el agua caliente sea una realidad durante todo el año.

En una vivienda, estos sistemas pueden funcionar con tres tipos de sistemas de calefacción:

  1. Suelos radiantes
  2. Radiadores
  3. Equipos de aire acondicionado (splits o fan-coils).

     

    Desde que se implantó la nueva normativa europea sobre sostenibilidad y energía renovable, la calefacción por aerotermia se ha situado como una de las formas de calefacción más reclamadas por la sociedad dado su carácter renovable, puesto que consigue la energía gracias al aire, y su rendimiento muy bueno lo que por otro lado nos da la posibilidad de disminuir el consumo energético muy importante.

Las ventajas extras, que nos da el uso de la aerotermia, contra las calefacciones convencionales son: 

  • Este sistema necesita un gasto eléctrico que es el 30% de lo que normalmente se utiliza, por lo que el coste de la factura de la luz se reduce en un 70%.
  • Tienen la posibilidad de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con un mismo sistema.
  • No necesita almacenaje de combustible.
  • Su instalación es muy fácil y sencilla.
  • No sueltan ningún gas ni tampoco generan residuos ni humos.
  • Los costes de mantenimiento son mínimos.
  • Pueden estar vincularse con termostatos para obtener un control y una gestión perfecta del sistema de climatización.
  • Hay que tener en cuenta que la aerotermia es un sistema que puede usarse por medio de suelo radiante, con radiadores o con fancoils por lo que usar uno u otro solo dependerá de las necesidades de cada hogar y sobretodo del uso de la persona por lo que, en cada caso, será aconsejable y necesario evaluar cuál será la mejor solución.

Aerotermia por suelo radiante

El suelo radiante por agua es un sistema que consta de un circuito de tuberías que hay  bajo el pavimento. Cuando el agua que viene de la bomba de calor (que se produce gracias a la aerotermia) se expande por medio del circuito, se extrae el calor de toda la vivienda, adecuándose a las necesidades térmicas de la estación del año. Ya que tiene temperaturas de trabajo del agua para el suelo radiante entre 30 y 50 grados, y que son una mezcla de la bomba de calor aerotérmica, los consumos son realmente bajos y los resultados de confort térmico son excelentes.